Los 10 errores más habituales en los gimnasios

¿Que tal “máquinas”?, hoy me gustaría hablaros de un tema que creo que os puede venir muy bien a la hora de ir al gimnasio, y no es otro que: ¡¡¡LOS 10 ERRORES MAS HABITUALES EN LOS GIMNASIOS!!!.

Después de 25 años trabajando en el “mundillo” del fitness y 18 años regentando mi propio gimnasio, he podido comprobar la cantidad de fallos y malos hábitos que se cometen por muchos usuarios, ¡no todos por supuesto!, a causa de mala información e incluso por cabezonería y egos “complicados”. Esta vez han sido 10 errores, pero podría haber puesto 15, 20 o muchos mas, ¿cuales incluirías tú?.

1. No calentar

Calentando en el gym

Calentar podríamos definirlo como el conjunto de acciones encargadas de hacer la transición del reposo al esfuerzo, con el fin de mejorar el rendimiento y evitar lesiones. Sirve como preparación mental, aumenta la fuerza de las contracciones musculares por elevación de la temperatura corporal, mejora la coordinación de movimientos, previene accidentes de la musculatura antagonista y sirve como preparación cardiovascular y respiratoria. Por lo tanto, a falta de tiempo recorta tu sesión de entrenamiento pero nunca a costa del calentamiento.

2. No tener en cuenta los intervalos de descanso

cellphones-at-the-gym

Antes de nada, si vas a entrenar ¡¡¡DEJA EL TELÉFONO !!!. En un artículo anterior hablaba sobre los sustratos energéticos del músculo y sus vías, ¿por qué le damos tanta importancia a este tema?, le damos importancia al trabajo muscular y su forma de estimularlo, haciendo “no se cuantas” series y “no se cuantas” repeticiones, pero no tenemos en cuenta algo igual de importante que es el hecho de que según busquemos un objetivo u otro debemos “tirar” de un sustrato energético u otro. Por ejemplo si buscamos fuerza resistencia nos interesa trabajar con demanda de ATP, por lo tanto los descansos rondaran los 30 segundos, por el contrario, si buscamos fuerza máxima buscaremos trabajar con nuestros depósitos de ATP repletos, así que el descanso aquí debería ser al menos de 2 minutos.

3. Improvisar

gimnasio lleno

Supongo que sera por la “manía” de buscar siempre los gimnasios de moda, y por lo tanto los mas masificados, que no nos guiamos por una planificación estructurada y estudiada de antemano, si no que vamos entrenando según queden libres unas máquinas u otras. Lo importante de un buen entrenamiento es su individualizacion y su asimilación progresiva. También encontramos al que escuda su improvisación en uno de los principios Weider, este seria el de “Confusión Muscular“, principio muy mal entendido por algunos porque aquí lo que deberíamos ver es una explicación básica de dos de los principios del entrenamiento deportivo, el principio de progresión y el principio de variedad.

4. Hacer siempre lo mismo

gimn ant

¿Cuanta gente hay en tu gimnasio quejándose de que lleva no se cuantos años entrenando y no progresan, que siempre se ven igual?. Le echan la culpa a su genética y por desgracia muchos de ellos o abandonan o se van a lo fácil, buscando sustancias dopantes y demás porquerías. La solución es bien sencilla y se resumiría en la famosa frase “A grandes males grandes remedios“. Si siempre utilizas las misma series, los mismos tiempos de descanso, las mismas repeticiones, los mismos métodos, etc … y no progresas, ¿no crees que el fallo esta precisamente ahí?, volvemos al punto anterior, ¡¡¡¡planifica, individualiza y periodiza!!!.

5. O me paso o no llego

erroresnovatospesas

Hablemos del primer caso. Muchas veces no entendemos que un buen entrenamiento es todo aquel en el que creamos un estímulo suficiente para que nuestro cuerpo tenga que “defenderse” de éste, dejándole un descanso para que nos de tiempo a la supercompensacion. Si el estímulo es demasiado grande no podremos asimilarlo y nos “romperemos” y si no damos tiempo a recuperar y volvemos a entrenar, atacaremos  un musculo herido y mas propenso a lesionarse, por lo tanto en vez de progresar iremos marcha atrás.

flojo

El segundo caso habría que analizarlo igual, si el estímulo es tan flojo que mi cuerpo no necesita “defenderse” de este, no conseguiremos nunca mejorar, si nuestros descansos son demasiado grandes perderemos lo poco ganado. Por ejemplo, si descansas una semana entera habría que volver con lo que estabas haciendo dos semanas atrás, si pierdes dos meses de entrenamiento prácticamente habría que empezar de cero.

6. Recorridos incompletos

sentadilla profunda

Este apartado lo podríamos analizar de diferentes maneras, tenemos el caso del que no quiere hacer recorridos completos para proteger las articulaciones, lo cual me parece bien siempre y cuando tengas de antemano problemas articulares, pero si no es así ¿por qué quitar recorrido?. Mientras más recorrido realicemos mas fibras musculares solicitaremos y, por lo tanto, mayor trabajo y mejores resultados. Luego tenemos al “personaje de turno” que necesita demostrar lo “fuerte” que está y mete tantos kilos que es incapaz de hacer un recorrido mayor al 50% del total (la mayoría de las veces mucho menos del 50%), engañándose a sí mismo y no dejándose corregir ya que sino su ego quedaría altamente dañado.

Por último volvemos al caso de un principio Weider mal entendido, esta vez hablo del principio de “tensión contínua“. La idea es que no tengamos ningún punto de recorrido sin tensión muscular, por lo tanto intentaremos que cuando lleguemos al punto final o inicial del recorrido siempre tengamos algo de tensión, recortando algo el recorrido para que el peso trabaje en contra de la gravedad pero … ¡algo! no la mitad de recorrido. Además si trabajas con poleas, ¿no tenemos tensión continua con la polea?, ¿entonces?.

También esta el que defiende su forma de entrenar porque según ellos en un entrenamiento de parciales, (un principio Weider otra vez mal entendido), las parciales las podríamos utilizar para hacer dos o tres repeticiones mas despues de llegar al fallo muscular y así poder seguir trabajando, lo que no tiene sentido es hacerlo todo en parciales.

7. Creer que lo sabemos todo

gandia-shore

¡Sólo sé que no sé nada!. Después de una vida dedicada al fitness hoy en día todavía considero que me queda “muuuuuuucho” por aprender pero, lamentablemente, existe una fauna (en todos los gimnasios) a la que llamo generación “Gandia  Shore“, también amantes de otras exquisiteces televisivas, que entrenan lo justo, por descontado no quieren saber nada de dietas, están constantemente de fiesta y son bastante aficionados a los anabolizantes y hormonas. Muchos de ellos llevan dos días entrenando pero no permiten que les corrijas ni que le digas absolutamente nada, ¡¡ellos lo saben todo!!. Su objetivo principal es volumen y más volumen, olvidando por completo simetría y definición, entrenando con una técnica pésima a consecuencia de la cantidad de kilos que quieren mover, para dárselas de “fuertesitos“, delante de sus amigos, de igual coeficiente intelectual. Su mesías y patrón a seguir: Rafa Mora.

8. Darle mas importancia a los suplementos que al entreno, a la dieta y a la recuperación

asterix

Ahora toca hablar de los que buscan la poción mágica que les haga progresar sin entrenar ni cuidar su alimentación. Éstos piensan que tomando este o aquel suplemento lo tienen todo hecho. Chic@s, primero … ¡¡¡¡INTENSIDAD!!!!, luego … ¡¡¡MUCHO SUDOR Y LAGRIMAS!!!, a continuación … ¡¡¡DIETA!!! y por último, y si es necesario, suplementacion.

9. Hacer solo lo que nos gusta

patas muy canijas

¡Poco que comentar!, clásico caso de cuerpos amorfos con patas de pollo, pero con grandes biceps y pectorales. Éstos se guían por una máxima “¿para qué entrenar piernas si con los pantalones no se me ven?“, son los que yo llamo “hombres piruleta“. Luego tenemos los que no hacen tal o cual ejercicio, porque te dicen, literalmente, que “no les gusta” o que “a ellos no les viene bien“, que casualidad que sea casi siempre sentadillas, prensa, etc, ¿no?.

10. Hacer la rutina de tu amigo

rutina-principiantes1

Entiendo que quieras entrenar con tu “colega“, pero cada uno a su ritmo y con su rutina. Volvemos otra vez al mismo tema: ¡¡¡INDIVIDUALIZACION!!!. El problema es cuando tenemos esa mente retrograda y desfasada que no ves mas allá de “para volumen muchos kilos y pocas repeticiones y para definir pocos kilos y muchas repeticiones” ¡ole, ole y ole los tíos “estudiaos“!, se saltan fases de adaptación anatómica, llevan 2 días entrenando y ya quieren hacer lo mismo que su amigo que lleva 5 años, al tercer día ya te están diciendo “meteme caña que yo le echo huevos” (vamos que pueden con todo y más) y claro a la segunda semana ya están lesionados (como es lógico).

Bueno “máquinas”, hasta aquí los 10 errores más habituales en los gimnasios, espero que os haya gustado y que opineis al respecto.

¡Hasta otra! y recuerda … ¡¡metedle “caña“!! pero ¡¡con cabeza!!.

 

 

 

 

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Daniel Alejandro Infante dice:

    Jajajajajajaja
    Buenísimo todo
    Vaya de crack
    Enhorabuena.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s