La Resistencia (Parte 1):


¿Que tal máquinas?, después de los artículos sobre la fuerza, ahora comenzamos con la resistencia. Aquí os dejo la primera parte de un total de tres, espero que os sea útil.

Resistencia: Con la resistencia a menudo se identifica la capacidad del deportista de ejecutar de forma prolongada un trabajo muscular sin que disminuya su eficacia.resistencia2.jpg

En la literatura deportiva pueden encontrarse las características de muchas formas de manifestación de la resistencia.resistencia3

Por ejemplo, se distinguen: resistencia estática y dinámica, de velocidad y de fuerza,local, regional y global, cardiovascular y muscular, general y especial, emocional y psíquica, de juego,de distancia, resistencia para manifestar esfuerzos explosivos, etc. Todas estas formas diversas de manifestación de la resistencia aún están a la espera de un estudio en profundidad y de una explicación sistemática.

Nos limitaremos a analizar la resistencia ante todo como factor determinante de la velocidad de los desplazamientos cíclicos y las acciones técnicas en los deportes de equipo.futbol femenino.jpg Se trata de uno de los cometidos funcionales más característicos de la resistencia en el deporte, y da una idea suficiente de sus mecanismos fisiológicos.

Conviene recordar que durante los últimos 20 años la fisiología y la bioquímica de la actividad muscular han presentado una gran cantidad de estudios novedosos que ponen en duda la presentación de la resistencia que se asumió en los pasados años. Por ello tiene sentido comenzar esta sección con una revisión de los enfoques tradicionales de la resistencia, para formarse una idea más completa de su fisiología actual y descubrir nuevas vías para la metodología práctica de su desarrollo.

Enfoques tradicionales de la resistencia:natacion

La resistencia ha sido tradicionalmente relacionada con la necesidad de combatir el cansancio y aumentar la estabilidad en relación con las alteraciones no deseadas de los medios internos del organismo del deportista.

Se ha considerado que la resistencia se desarrolla tan sólo cuando durante la actividad se lleva al organismo hasta un alto grado de cansancio. No resulta difícil darse cuenta de que estos enfoques relacionaban la resistencia con la fatal inevitabilidad de la reducción de la capacidad de trabajo como resultado del desarrollo del cansancio. De ello se desprendía de una forma u otra, hablando en general,una relación pasiva de cara al desarrollo de la resistencia. Esto último se traducía en la formación de una orientación motivadora de «aguantar», confiando en la potencia y la capacidad de los sistemas reguladores del organismo.resistencia4

Del mismo modo, la orientación final del entrenamiento se reducía a la habilidad de superar las sensaciones no deseadas que acompañan al desarrollo del cansancio, en vez de buscar de forma activa aquellos medios y métodos de entrenamiento que permitieran en la práctica la reducción del grado de cansancio, el aplazamiento de su momento de aparición y la disminución de su gravedad.

La limitación de la capacidad de trabajo en las modalidades deportivas que exigen resistencia era relacionada principalmente con la hipoxia de trabajo de los músculos y, en consecuencia, con el aumento del nivel de concentración del lactato y otros productos del metabolismo anaeróbico en la sangre, lo cual conduce a una reducción de las propiedades contráctiles de los músculos. La mejor resistencia al trabajo submáximo se explicaba por el CMO más alto y el aumento del riego de sangre y oxígeno a los músculos que trabajaban.

De todo ello se desprendía un enfoque unilateral y bastante primitivo de la resistencia como función fundamentalmente correspondiente a los sistemas respiratorio y cardiovascular que garantiza la distribución de oxígeno a los músculos de trabajo (el llamado «entrenamiento vegetativo»). Se consideraba que la potencia aeróbica (CMO) era el índice fundamental del entrenamiento vegetativo, y en calidad de factor que limitaba el consumo de oxígeno se tomaba la potencia del músculo cardíaco y el volumen de sangre por minuto. Y por cuanto que las diferentes modalidades de trabajo muscular prolongado desarrollan con eficacia estos índices funcionales, el papel fundamental en el perfeccionamiento de la resistencia lo pasaron a desempeñar los medios de entrenamiento basados en la distancia.ultra trail.jpg

El lema «para correr, hace falta correr» hasta el momento presente coarta el pensamiento creativo de los entrenadores y dirige su búsqueda de métodos de entrenamiento. El resto de medios, incluyendo también los de fuerza, pasaron a considerarse parte de la preparación física llamada «general»,complementarios o auxiliares y, en realidad, insignificantes para el desarrollo de la resistencia.

Se distinguía entre resistencia general y especial. Se consideraba que el fundamento de la resistencia general era un entrenamiento aeróbico poco específico y caracterizado por una amplia «transferibilidad». Se sostenía que la «transferibilidad» del entrenamiento entre las funciones vegetativas podía transcurrir en una amplia gama de modalidades de actividades deportivas. Se denominaba especial a la resistencia relativa a una modalidad deportiva determinada.

De ahí que para el desarrollo de la resistencia general (aeróbica) se recomendara emplear cualquier medio, incluyendo los más alejados de la modalidad deportiva en cuestión (carreras campo a través,natación, esquí de fondo, etc.). Para el desarrollo de la resistencia especial se recomendaban los ejercicios en los que competía el deportista (carreras para los corredores, natación para los nadadores,etc.) o medios especializados de preparación técnica y táctica (en los deportes de equipo o las artes marciales).comba.jpg

El desarrollo de la resistencia especial al trabajo submáximo se relacionaba con el perfeccionamiento del rendimiento glucolítico del organismo.

Puesto que en este caso se acumulan en los músculos de trabajo los productos finales de los procesos de intercambio, el cansancio muscular local era visto como un factor que limitaba la capacidad de trabajo del deportista. De ahí que para el desarrollo de la resistencia especial se recomendara ejecutar una parte importante del trabajo específico a un alto nivel de concentración de lactato en la sangre, para «acostumbrarse» a la acidosis metabólica y desarrollar la potencia y la capacidad de los sistemas reguladores del organismo. El perfeccionamiento de la resistencia se contemplaba en gran medida como el aumento del CMO, puesto que se consideraba que este índice proporcionaba una estimación generalizada del nivel de desarrollo de las funciones fisiológicas que garantizan la adquisición, el transporte y la utilización del oxígeno en el organismo. Incluso, a pesar de la presencia de extensos datos experimentales que demostraban que en la temporada de competición el CMO por lo general disminuía, al igual que su correlación con el resultado deportivo, que deportistas con niveles diferentes (e incluso relativamente bajos) de CMO alcanzaban resultados igual de altos y, por último, que durante la última década el crecimiento de los logros deportivos no ha venido acompañado de un aumento del CMO de los deportistas más destacados, la fe en el «entrenamiento vegetativo» como factor fundamental en la determinación de la resistencia nunca ha vacilado. Tal es a grandes rasgos el enfoque de la resistencia que durante mucho tiempo ha determinado los principios metodológicos de su desarrollo.

A continuación trataremos de los actuales avances de la fisiología y la bioquímica de la actividad muscular que han aportado nuevos conocimientos a los postulados de la teoría del deporte,junto a ello recordaremos también algunos hechos que han pasado inmerecidamente desapercibidos en los últimos años.

Propiedades de oxidación de los músculos:

La principal conclusión fundamental a la que conducen los actuales avances de las ciencias biológicas viene determinada por la adaptación de los propios músculos al trabajo de alta intensidad de larga duración y no tanto por el volumen de oxígeno que se aporta a los músculos que trabajan. Precisamente en esto radica la esencia principal de la especialización morfofuncional del organismo durante el entrenamiento de la resistencia, que se traduce en concreto en el aumento de la potencia de las capacidades “respiratorias” del músculo, implicadas en el esfuerzo, es decir, en la completa utilización del oxígeno para la resíntesis del ATP. Entonces, los alto resultados en las modalidades deportivas cíclicas son un efecto de la selección natural de los deportistas que poseían un alto nivel genético de las capacidades “respiratorias” del músculo o del resultado del entrenamiento racional o de la suma de ambos. Entonces, ¿en qué consisten las capacidades “respiratorias” musculares y cómo se desarrolla su mejora?. La actividad muscular intensa unida a la acumulación en el organismo de los sustratos metabólicos poco oxidados, el lactato, en particular, provoca grandes cambios en el balance ácido-base de la sangre (acidosis metabólica), lo que llevará una depresión en todos los sistemas fisiológicos vitales del organismo e influirá negativamente en las capacidades de la contracción muscular, provocando una rápida fatiga. La formación de la acidosis metabólica dependerá directamente de la intensidad y de la duración de la actividad muscular. Con el incremento del nivel deportivo, el valor de los cambios de la acidosis durante las cargas estructuradas y las cargas intensidad moderada disminuirá. Durante cargas máximas y submáximas, el nivel de los cambios en la acidosis y las alteraciones de los parámetros ácido-base que sirven para el mantenimiento de la reacción activa de la sangre entre los límites fisiológicos son mayores para los deportistas de mayor cualificación.

Para el entrenamiento de las modalidades deportivas cíclicas es natural un aumento gradual de la potencia media del trabajo cuando crece la concentración de lactato en la sangre, realizando un control desde la pretemporada hasta el período de competiciones.dept ciclicos.jpg

Pero existen casos en que, durante el crecimiento progresivo de la potencia del trabajo, la concentración de lactato en la sangre requiera un nivel constante o menor.

Este tipo de cambios en la adaptación del organismo que caracterizan una creciente economía en el consumo energético es preferencial, pero sólo es propia de un número reducido de deportistas de élite.

Asimismo, las concepciones de las capacidades oxidativas musculares, aparte de las concepciones de la resistencia muscular local, de las reacciones vasculares periféricas y de la reestructuración estructural de los músculos durante la adaptación del organismo al trabajo de larga duración, son el fundamento de una moderna comprensión del fenómeno fisiológico de la resistencia.

Vamos a continuación analizar estas cuestiones con más detalle. La mejora de las propiedades de oxidación de los músculos, sin embargo, es ni más ni menos que uno de los componentes de la reacción morfofuncional sistémica a un entrenamiento orientado hacia el desarrollo de la resistencia.

Dicha reacción sistémica incluye:

  • reestructuraciones adaptativas específicas del sistema cardiovascular, en particular, la formación de reacciones vasculares periféricas que garanticen una distribución racional de la sangre en el organismo durante el trabajo;
  • transformaciones estructurales y funcionales en los músculos, entre ellas el desarrollo de la resistencia muscular local (RML) como forma específica de la hipertrofia de trabajo de los músculos;
  • cambios en la regulación central de la actividad muscular, en concreto, la formación de mecanismos efectivos de coordinación intra e intermuscular.
  • el perfeccionamiento de los mecanismos de aprovisionamiento de energía del trabajo del organismo, incluyendo el aumento del aprovechamiento económico de su potencial energético.

Bueno máquinas, espero que os resulte provechoso, ¡¡en breve la asegunda parte!!.

¡¡¡Keep on training!!!.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s